Los jóvenes de hoy en día no leen || Café y reflexión



Ayer estaba leyendo twitter cuando unos tweets del escritor Blue Jeans (autor de Canciones para Paula, El Club de los Incomprendidos y Algo tan sencillo como) llamaron mi atención. Eran los siguientes:



Llamaron la atención porque es un tema que me toca mucho la moral. Somos la generación de la tecnología y aunque no hemos nacido con un móvil, tablet o ordenador bajo el brazo como los niños de hoy en día -al menos no en mi caso - nos hemos ido conectando a ella irremediablemente. Los tiempos cambian y nosotros, queramos o no, tenemos que adaptarnos. 

A veces ocurre - y no voy a generalizar como hace este señor - que precisamente por vivir conectados y pegados a una pantalla se nos encasilla en etiquetas como las que utiliza este señor acusándonos de no leer más allá de los mensajes de whatsApp. Hay jóvenes que leen y jóvenes que no leen, y los primeros no son mejores que los segundos. Lo que desde luego no está bien, es menospreciar y generalizar.

Tal vez debería haberse informado un poco antes y saber que la venta de libros en España ha ido descendiendo durante la crisis en todos los sectores excepto en la literatura infantil y juvenil, según según se desprende del último Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2015. Actualmente, el sector de la literatura infantil y juvenil es la categoría más resistente y sólida dentro del mercado editorial. Además, le vendría bien saber que según los datos del Observatorio de la Lectura, los jóvenes entre 14 y 25 años son los españoles que más leen. 

La tecnología domina el mundo hoy en día y aunque eso en algunas ocasiones pueda parecer negativo y lo sea a veces, también trae cosas positivas. Sin ir más lejos, esta semana se publicaba un artículo en el periódico "La Vanguardia" sobre los Booktubers "o por qué tus hijos leen más que nunca". En ese mismo artículo se hablaba que según los datos de Amazon, una buena crítica de un booktuber puede llegar a aumentar las ventas de un libro en un 20%. Ese es quizás el mejor ejemplo de que los jóvenes sabemos utilizar la tecnología para algo más que para mandar whatsApps le pese a quien le pese. 

El problema siempre estará - desde mi punto de vista - en el enfrentamiento generacional que existe hoy en día y que de una forma u otra siempre habrá. Los tiempos van cambiando y adaptarse es una opción pero lo que sí deberíamos intentar es comprendernos unos a otros. Los jóvenes debemos comprender que no siempre ha habido internet, ni móviles, ni whatsApp y los adultos que la tecnología está a la orden del día y que no es algo malo o al menos no siempre. 

Lo que desde luego no se puede hacer, es meter a toda una generación en el mismo saco y menospreciarla porque de primera mano conozcas un par de casos de jóvenes que "no leen más que whatsApps y no se gasta un euro en libros". Claro que hay jóvenes así y está genial que no lean y no se gasten un euro en libros porque preferirán gastárselo en música, cine, viajar o cualquier otra cosa. Así como también hay jóvenes que adoran leer y cuyos ahorros se destinan a libros casi en su totalidad. Cada persona es libre de hacer lo que quiera con su tiempo y con su dinero, y a nadie debería importarle. 


4 comentarios:

  1. ¡Holaa! Es un tema muy interesante y coincido contigo en tus ideas, sinceramente tanto los jóvenes como los adultos hay gente que lee y gente que no y eso es así. Yo por ejemplo antes de tener el blog era la única de mi alrededor que leía y era raro y me consideraban rara hasta que me hice el blog y por twitter vi que había muchísimos jovenes como yo, no te puedes hacer idea de la alegría que me dio xD Si hay gente que piensa que no leemos es porque no tiene ni idea y su horizonte es muy limitado y ya está. Me da pena como se nos desprecia solo por eso cuando tampoco es algo (leer) que lo haya hecho toda una generación junta.

    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo, yo no puedo estar más harta de que me denomien la "generación perdida", no todos vivimos para salir de fiesta, beber y drogarnos. Creo que la lectura sigue viva, al igual que el culto al cine, el problema es que ahora los libros rondan los 18-20 eutos y el cine otros 10 sin descuentos.
    Yo, desde luego, voy a contribuir a que todo este mundo siga vivo.
    Maravillosa reflexión la tuya, te sigo para ver que más nos vas contando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Pienso igual que tú, es más un problema generacional que una realidad. Por no hablar de que, en general, los lectores mismos (y aquí independientemente de la edad) solemos juzgar lo que es “leer bien” y lo que es “leer mal”, tenemos ahí como una especie de clasismo que me parece triste y me da risa al mismo tiempo 😂 Hay muchísima gente que menosprecia la literatura juvenil aún cuando actualmente es uno de los géneros que más vende, como si fuese alguna clase de literatura menor.

    ResponderEliminar
  4. Concuerdo con vos. En mi caso, todos mis ahorros están destinados a comprar libros, porque nunca los gasto en ropa >.< jajaja. Ahora, volviendo al tema, supongo que el hombre que hizo ese comentario no considera a los jóvenes que leen literatura juvenil como lectores; debido a todos esos prejuicios que existen hacia los adolescentes que no leen "clásicos". Ajjj, me molesta.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Comentad, opinad, criticad (desde el respeto y que sean críticas constructivas), recomendad libros, secciones... Todo comentario es bienvenido; así que... ¡Adelante!

GATOS DE BIBLIOTECA BY MARÍA MIRANDA © 2017 -