Reseña: Un beso en París - Stephanie Perkins.


¡Hola, hola!

Dicho y hecho. (Sí, he tardado un poquito más de lo esperado pero aquí estoy).  Hace dos entradas publiqué parte de mi lista de libros pendientes para verano y como ya es verano, comencé a leer. En cuanto llegue a casa corrí a la biblioteca a ver las novedades y también a encargar el libro por el que quería empezar: Un beso en París. 

Bueno, que me voy por las ramas, os dejo la reseña y ya me contáis qué tal.




La torre Eiffel, Amélie y un montón de reyes que se llaman Luis. Esto es todo lo que Anna conoce de Francia. Por eso, cuando sus padres le anuncian que pasará un año en un internado de París, la idea no acaba de convencerla. 

Pero, en la ciudad del Amor, conoce al chico ideal: Étienne St. Clair. Es listo, encantador y muy guapo. El único problema es que también tiene novia. ¿Conseguirá Anna el ansiado beso de su principe azul?






Quizás por la sinopsis pare un típico libro romántico pasteloso pero en mi opinión no lo es. De hecho, si decidis darle una oportunidad comprobareis que frases pastelosas no hay apenas.

Anna es una estadounidense que en el último año de instituto es obligada por su padre a estudiar en París en la Escuela Americana, algo que desde luego no quiere porque implica dejar a su mejor amiga, a su hermano pequeño y al chico con el que espera tener una relación. Por si eso fuera poco, no sabe nada de Francia más allá de las cuatro pinceladas que se te pueden quedar en clase y  mucho menos de francés.

El libro lo narra Anna en una primerísima persona. Y cuando digo primerísima, es primerísima. Leerlo es como estar dentro de la cabeza de Anna, literalmente. Lo que lo hace difícil y fácil a la vez. Fácil porque conoces a la perfección a la protagonista porque como ya he dicho es como estar dentro de su mente y difícil porque a veces puede ser un poco cansino y la mayoría de las veces me gusta saber que piensan el otro protagonista, en este caso St. Clair.

En su primera noche en Francia, Anna tiene la suerte de que su compañera de habitación la escucha llorar y la invita a su habitación a tomar algo, ese es el primer paso que ayuda a la protagonista a integrarse porque Meredith (su compañera) le presenta a su grupo de amigos: Josh, St. Clair, Rasmhi… 


El libro es básicamente el año de Anna y las anécdotas, aventuras y andadas del grupo de amigos. Pese a todo, a mi no me ha parecido un topicazo porque no es de esos libros en los que el amor surge en las primeras páginas. De hecho, es un constante tira y afloja entre los dos protagonistas porque siempre que hay un breve acercamiento o uno de los dos mete la pata, o alguien se mete de por medio lo que impide que se dejen las cosas claras, que se sinceren el uno con el otro y sobre todo que estén juntos. También está el problema de que la protagonista tiene competidora, sí, la novia de St. Clair.


A mí particularmente me ha gustado mucho y además me ha resultado familiar las anécdotas de Anna en Francia, y ese miedo a encontrarse sola en un lugar completamente nuevo en el que no conoces a nadie (Algo que he vivido este año) pero al final, acabas conociendo gente, adaptándote y cogiéndole un enorme cariño al nuevo lugar. Pero a pesar de ello, tengo una pega, que ha hecho que quizás me decepcione un poquito del libro. 

La principal pega que le pongo es que la autora describe al padre de Anna como: “Un escritor con suéteres de punto, sonrisa falsa y bronceado anaranjado que escribe novelas sobre gente con buenos valores estadounidenses que se enamoran y luego contraen enfermedades que amenazan la vida y mueren que son llevadas al cine”. ¿No os resulta familiar esa descripción? Nada más leer esto un nombre vino a mi mente: Nicholas Sparks y en concreto su obra de Un paseo para recordar.

Entiendo que exista cierta competencia o que entre autores pueda haber ¿roces? (que realmente no sé si los hay) pero creo que no hay necesidad de hacer partidario al autor en tu obra de esta manera. O por lo menos, eso creo yo. Si no te parece un autor bueno o no te gusta simplemente no lo leas pero no creo que haga falta esto. Además, si vas a describirlo pues hazlo de una manera más sutil que no hace falta tener un premio Nobel para saber que se habla de él ya que si por si fuera poca esa descripción, Anna se pasa el libro criticando a su padre. 

Valoración personal: 


Y bueno, esto es todo por hoy, espero que os haya gustado y a ver si la semana que viene puedo teneros otra reseña. ¡Au revoir!

- Gatos de Biblioteca -

5 comentarios:

  1. Yo la tengo pendiente. Es un libro estupendo, por lo que me han dicho.
    Gracias po la reseña.

    ¡Un beso y te sigo!

    ResponderEliminar
  2. A mi el libro me encantó ♥ Es tan genial *-*
    ¡Gracias por la reseña!
    y me auto-proclamo nueva seguidora así que tendrás que soportarme por aquí seguido
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! La verdad es que nunca me había llamado la atención este libro, pero estoy viendo tantas reseñas positivas que me lo voy a tener que apuntar y leerlo.
    Me ha gustado mucho tu blog, así que está más que seguido. Pásate por el mío cuando quieras.

    Muchos besos :3

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que estoy un poco cansada de novelas amorosas... Si sabes de algún libro que sea todo lo contrario, házmelo saber, jajaja.
    Un beso María :)

    ResponderEliminar
  5. A mi me encantaría leer este libro y el de Lola y el chico de al lado.
    Tienen una pinta estupenda :)
    Un beso

    ResponderEliminar

Comentad, opinad, criticad (desde el respeto y que sean críticas constructivas), recomendad libros, secciones... Todo comentario es bienvenido; así que... ¡Adelante!

GATOS DE BIBLIOTECA BY MARÍA MIRANDA © 2017 -